Ácidos grasos poliinsaturados y el omega 3

Cuando de ácidos grasos poliinsaturados se trata, uno de los reyes por ser fuente de éste, es el Omega 3, lo más positivo es que hay varias formas de tener en nuestro cuerpo estos  ácidos, pues son variados los alimentos, tanto animales como vegetales que pueden proporcionarnos esta sustancia que tiene la facultad de regular los niveles de colesterol, y además protege el corazón.

Si deseas idearte recetas que tengan Omega 3 de manera natural, primero ten en cuenta que deberías incluir en ellas pescado, los ácidos grasos poliinsaturados están en el atún, en la caballa y las sardinas también lo tienen. Qué tal si incluyes dentro de tu menú un delicioso salmón, una buena trucha, o le apuestas a los mejillones, los berberechos y las ostras.

Si decides cocinar con los anteriores ingredientes, estás apostándole a tu salud y además de deleitar tu paladar. Peroomega 3 tabla ten presente que también podrías complementar tu receta rica en ácidos grasos poliinsaturados, con alimentos vegetales que contienen Omega 3.

Las nueces cuentan con buena cantidad de esta grasa, también las fresas, la espinaca, las coles, las almendras, el pepino, la soja,  la verdolaga y hasta la piña.

Así que no hay excusa para no consumir Omega 3, pues podrás tener como plato fuerte un buen pescado, acompañarlo de una rica y saludable ensalada y terminar de alimentarte con un buen jugo rico en Omega 3.

Disfruta el Omega 3en los ácidos grasos poliinsaturados

Un pescado que es rico en Omega 3 es la trucha, porque tiene la característica de provenir de aguas bien frías, a continuación te indicamos cómo puedes acompañar la trucha para que le saques provecho a su Omega 3 y de paso tengas variedad de opciones al momento de prepararla.

Una buena manera de preparar la trucha es apanada, la puedes acompañar con una ensalada de lechuga, que también es rica en Omega 3 y en ácidos grasos poliinsaturados. Lo mejor de esta opción es que tienes un plato ligero que puedes usar hasta en la cena. Para consumir buen Omega 3 a través de la trucha, también podrías prepararla con patatas y llevarla al horno.

Si pones la trucha a ahumar, vas a tener como resultado final un sabor rústico, pero en su interior, lo que realmente va, podría ser el secreto para mantener sano tu corazón. Para los amantes a la cebolla, pueden también preparar la trucha encebollada, puedes acompañarla con tomillo, ponerle ajo, vino blanco, perejil y aceite de oliva.

Dos ácidos grasos poliinsaturados en una sola receta

acidos poliinsaturadosOtra buena idea para aprovechar la trucha, el Omega 3 y una de las fuentes de ácidos grasos poliinsaturados, es prepararla al ajillo. Para los más arriesgados al combinar sabores, un buen acompañante es el jamón o hasta las almendras, con esta última preparación tendrías dos buenas fuentes de Omega 3.

La trucha con almendras se prepara mojando el pescado con leche y se le pone harina, posteriormente se usa mantequilla para sofreír los filetes durante 10 minutos. A la mantequilla se le agregan otros ingredientes: limón, las almendras, el perejil y se ponen a cocinar durante un solo minuto, la salsa que resulta de esta preparación es la que se le pone a las truchas al momento de servirlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *