aprende-a-ser-feliz

Consejos para ser más feliz

Te habrás preguntado mínimo una vez en la vida si hay forma de ser completamente feliz o si hay una fórmula secreta para conseguir plenamente esta meta que es la de todos en la vida, o al menos de la mayoría.

Consejos para alcanzar la felicidad

Lo cierto es que todas las respuestas apuntan a que la felicidad de cada persona, depende exclusivamente de ella, de su decisión firme en conseguirla, de los métodos que utilice para alcanzarla y sobre todo de su capacidad de reconocer la presencia de la tan ansiada felicidad.

Son muchos los consejos que te pueden ayudar a ser cada día más feliz, aquí te facilitaremos algunos de ellos, sin embargo, estos deben ir de la mano con una buena actitud, con motivación y con la disposición de realmente ser y estar felices con nosotros mismos y con lo que nos rodea.

Por muy sencillos que te puedan parecer estos consejos, la verdad es que muchas veces no surten el efecto deseado porque simplemente no los ponemos en práctica o porque estamos obsesionados con conseguir más de lo que tenemos, o de ir de un objetivo a otro.

Disfruta el día desde muy temprano, no hay nada igual a llenarte de energía con los primeros rayos del sol. Estar despierto desde muy temprano te permite planificar tu día, llegar a tiempo a tus actividades, hacer más cosas en el día y sacarle el máximo provecho.

Encuentra el placer en todo lo que hagas, no te dejes llevar por las circunstancias cuando son adversas ya que siempre hay la forma de hacer placentero el momento buscando tu propia satisfacción, sacando lo positivo y dejando de lado lo negativo.

El problema está cuando hacemos foco solo en lo negativo, por ello siempre busca el lado bueno, aprende de todas las vivencias que tienes a diario, se feliz y agradecido por cada una de ellas.

Sal de la rutina y pregúntate ¿Qué deseas hacer hoy?, tomate un tiempo para hacer las cosas que te gusten y que te harían muy feliz. Cosas tan sencillas como hacerte un corte de pelo, ir al teatro, hacer un curso, etc. Decide tú mismo como deseas que sea tu día.

Comienza por quererte a ti mismo, pero tal como eres porque la idea es que te aceptes y quieras como eres y que si existe algo en ti que realmente no te gusta, trabajes en cambiarlo pero desde el punto de vista de la mejoría y no de la autocrítica.

feliz como un nino

No esperes ni busques aceptación de otros, lo importante es que te quieras y te sientas bien contigo mismo.

No te auto compadezcas, deja de centrarte en las cosas desagradables que te rodean y más bien atiende a las buenas, trabaja en ellas y trata de que cada vez sean más las situaciones y personas positivas las que te rodean y deja a un lado las negativas puesto que no ayudan en lo absoluto.

Busca la tranquilidad aunque te parezca algo tonto, no sabes lo importante que es sentirse relajado y conectado con uno mismo. Para ello es importante practicar la respiración a diario, para que poco a poco consigas conectarte contigo mismo, estar en paz, relajado y feliz.

Busca cumplir tus sueños, si sabes lo que deseas simplemente hazlo no esperes por nada o nadie. Ahora, si aún no sabes qué es aquello que te daría la mayor felicidad, nada pierdes con probar con actividades que llamen tu atención aun cuando no ganes dinero con ellas. Seguramente darás con lo que realmente te apasiona y te genera alegría.

Cuida tu salud, este consejo puede ser bastante obvio pero lo cierto es que si estas enfermo la felicidad es un tanto difícil de alcanzar porque te centras en tus malestares y el proceso de curación.

En tal sentido es vital ser plenamente consciente de que hay que alimentarse bien, de manera balanceada, hacer ejercicios y actividades recreativas que ayuden con este objetivo.

La felicidad y la salud van de la mano

No evites expresar o sentir tus emociones, cuando tratamos de evadir situaciones que nos generan tensión, dolor, tristeza u otros sentimientos desagradables, posiblemente estaremos bloqueando los que son más deseables como la felicidad.

El consejo es que vivas cada emoción por igual, porque con ellas puedes crecer y aprender a superar cada situación que la vida te presente, lo importante es no quedarte en las negativas y a provechar las positivas a tu favor.

Te mereces ser feliz, no debes preocuparte porque la felicidad que sientes se terminará pronto y llegaran las desgracias pues es justo eso lo que no te deja ser plenamente feliz, disfruta cada momento, date la libertad de ser feliz, no se trata de una lucha se trata de reconocer lo bueno de cada etapa y disfrutar lo que te mereces y te has ganado.

Deja de pensar en que todo tiene que resultar perfecto o como tiene que ser de una manera en especial para que la felicidad llegue a ti, a veces hay que detenerse y revisar las expectativas y ser realistas frente a ellas porque no siempre son realistas y por lo tanto generan frustración e impiden la felicidad.

No te aferres a ellas, deja que las cosas fluyan y permite que la felicidad llegue de forma natural. No olvides que la felicidad está y depende solo de ti, comienza desde hoy a cambiar esa forma de ver las cosas y descubre todo lo bueno que te rodea y te hace feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *