El papel de la justicia

La justicia constituye un instrumento básico y fundamental para el cuidado y el desarrollo de una sociedad. Disponer de códigos y leyes judiciales es de suma importancia para establecer una armonía en el colectivo y el funcionamiento de las distintas civilizaciones que conviven en nuestro planeta.

La justicia es un concepto difícil de definir pues se trata de un elemento abstracto que se puede aplicar en múltiples sentidos y connotaciones. La justicia es un concepto que no podemos medir pero lo que está claro es que constituye una herramienta para equilibrar el funcionamiento y el desarrollo de nuestra sociedad.

En un juicio es importante disponer de pruebas contundentes y rotundas para poder demostrar la verdad de los acontecimientos y poder probar o desmentir acusaciones. Por ejemplo, si tenemos un proceso judicial en el que se ha malversado dinero necesitaremos un perito economista que pueda descifrar y descubrir la realidad de los hechos.

Un perito es un profesional que tiene como propósito elaborar un estudio exhaustivo del caso con tal de poder aportar información relevante para poder dictaminar una sentencia lo más justa posible. Los peritos son un órgano de gran importancia para poder dar luz en un caso. El perito constituye un auxilio, un atisbo de luz para poder iluminar y conducir el camino hacia la verdad.

peritosEl dictamen pericial constituye una prueba de gran relieve en un juicio dado que se aportan estudios exhaustivos y científicos con tal de determinar qué ha sucedido. Se trata de un elemento persuasivo que constituye un arma para poder conocer la realidad de los hechos. Los peritos trabajan siempre con unas directrices fundamentales y básicas: objetividad, honradez y eficacia.

La justicia es el ingrediente básico y esencial para poder establecer unas normas de comportamiento y civilización para la conjunta convivencia. Se trata de un mecanismo que se lleva aplicando desde hace siglos con tal de hacer cumplir unas pautas para asegurar el bienestar común. Cuando se incumplen estas normas se debe castigar y sancionar con tal de erradicar las malas conductas.

La justicia se compone de leyes y regulaciones que tienen como objetivo hacer cumplir el equilibrio y el orden en una sociedad. Los estamentos judiciales se encargan de hacer cumplir y castigar aquellos delitos que atentan contra la protección y las leyes establecidas.

La noción de justicia está en nosotros de distintas maneras, pero principalmente a través de la educación vamos acogiendo y conociendo estos valores éticos, morales y legales así como las consecuencias que conlleva no respetar estos códigos.

La justicia es un conjunto de leyes que tienen como finalidad organizar la sociedad de forma equilibrada y justa con tal de favorecer una armonía y un orden. La justicia desempeña un papel fundamental en el desarrollo y en la evolución de cualquier sociedad y por ello es importante el carácter y el respeto de los códigos judiciales. La educación es la base fundamental para que se pueda entender la relevancia de la justicia en su totalidad como base esencial para la armonía y el bienestar colectivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *