En qué consiste una endodoncia

Cuando se habla de endodoncia se hace referencia a un tipo de tratamiento dental, el cual es llevado a cabo por profesionales de la odontología, implica la extirpación de la pulpa dental para luego rellenar y sellar dicha cavidad, utilizando un material inerte.

Cabe señalar que supone una especialidad odontológica que ha sido reconocida por la Asociación Dental Americana desde el año 1963, asimismo es apropiado mencionar que los odontólogos que se especializan en dicha técnica suelen ser conocidos como endodoncistas.

También se puede mencionar que las endodoncias están entre los tratamientos más comunes dentro de las clínicas dentales, y para entender mejor a que se debe dicha demanda, este post busca explicar de forma clara en qué consiste una endodoncia.

¿Qué es una endodoncia?

La endodoncia (popularmente llamada “matar el nervio”), proveniente tanto de la palabra “endo” (que se refiere a interior) como de “odontos” (que quiere decir diente), se trata del procedimiento usado por dentistas especializados, mejor conocidos como endodoncistas, con el fin de eliminar una cierta parte de la pulpa de las piezas bucales o la totalidad de la misma,  para después lograr sellar adecuadamente el conducto pulpar.

Cabe decir que la pulpa se trata de la parte más interior de los dientes, y la misma se encuentra compuesta por un tejido blando, el cual abarca tanto los vasos sanguíneos como los nervios.

Si bien las caries se tratan de la principal razón por la que se produce tanto la infección como la inflamación de los nervios dentales, lo cierto es que también hay otros motivos por los cuales es posible que una persona tenga que someterse a un tratamiento de endodoncia, como por ejemplo, desgaste, traumatismos, abrasión, fracturas, etc.

En cualquier caso, suele vincularse con síntomas específicos como los siguientes:

  • Inflamación alrededor de la encía.
  • Sensibilidad dental frente al frío.
  • Molestias al momento de masticar.
  • Cambio en el tono de las piezas dentales.

También es importante mencionar que la endodoncia lleida destaca por ser un procedimiento dental eficaz y seguro, el cual permite a los pacientes recuperar tanto la funcionalidad como el aspecto natural de sus dientes.

Y si bien se lleva a cabo bajo anestesia local, lo cierto es que resulta común experimentar un poco dolor después del tratamiento, el cual desaparece tras un par de días.

¿En qué consiste el tratamiento de endodoncia?

La endodoncia consiste en un procedimiento dental que se lleva a cabo con la finalidad de eliminar tanto tejido necrótico como bacterias que puedan estar presentes en el sistema de conductos radiculares, de manera que dichos conductos puedan mantenerse lo más esterilizado posible.

En cualquier caso, cabe señalar que este tratamiento se encuentra conformado por diversas fases, las cuales se explican a continuación:

Diagnóstico

Para comenzar, al ser necesario un tratamiento de endodoncia lo primero que se debe llevar a cabo es un estudio personalizado sobre el caso de cada paciente, a través del cual el profesional se encargará de realizar diversas preguntas sobre cómo es el dolor, dónde está localizado y su intensidad, entre otras cosas.

De esta forma, el odontólogo podrá llevar a cabo un diagnóstico acertado que permite determinar cuál es el mejor tratamiento para corregir el problema.

De igual manera, deben realizarse radiografías que permitan observar no solo el estado de las piezas dentales, sino también de su anatomía. En consecuencia, todo esto permitirá a los profesionales realizar un adecuado diagnóstico, y después aplicar el tratamiento apropiado.

Anestesia local

La anestesia local usada en las endodoncias solo se aplica de manera que afecte a la pieza dental que se quiere tratar y también el área a su alrededor.

Pero antes, el endodoncista debe asegurarse que el diente o la zona alrededor no presente infección o inflamación; de lo contrario, será necesario posponerse la intervención y el paciente podría tener que consumir diversos antibióticos y antiinflamatorios.

Apertura y aislamiento del diente

Después de aplicar la anestesia, el odontólogo hará un agujero alrededor de la corona de la pieza dental a fin de poder tener acceso directo a la pulpa y en consecuencia, lograr extraerla, así que para esto es necesario aislar la pieza dental a tratar.

Conductometría y herramientas

En este punto, tras abrir la zona de la pulpa dental, el endodoncista lleva a cabo la limpieza correspondiente de los conductos radiculares usando las herramientas necesarias, a fin de poder lograr que queden completamente limpios antes de sellar nuevamente el diente.

Obturación

Se trata del sellado de la pieza dental. Por lo que este paso implica el cerrado de cada uno de los conductos que son previamente limpiados, lo cual permite dejar el diente insensibilizado.

Control

Finalmente, el endodoncista se encarga de llevar a cabo una posterior radiografía que le permita observar y verificar tanto la efectividad del procedimiento como el estado de la pieza dental, al igual que para observar cómo es su anatomía (en cuanto a la longitud de las raíces y su estado, etc.).

Por lo general, los profesionales deben hacer un seguimiento durante algunas semanas, o incluso meses según cada caso.

Finalmente, la endodoncia es un tratamiento que podría llevarse a cabo en la mayor parte de las consultas de odontología general, pero también hay odontólogos especializados.

En cualquier caso es importante que sea realizado por un profesional que disponga de una gran preparación, dado que supone un procedimiento complicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *