Innovando e invirtiendo para el deporte

La disciplina de la innovación en el deporte de base nos permite dejar volar nuestras mentes para alcanzar aquellas cosas que creemos que son imposibles de lograr a nivel técnico, pero son los valientes los que afrontan el duro reto de no echarse atrás cuando encuentran grandes dificultades para desarrollar aquello que se les pasa por la cabeza.

Innovando y desarrollar para mejorar el deporte

La mayoría de las veces tenemos el mal concepto de que innovar y desarrollar está destinado a conseguir grandes retos pero muchas veces la mente humana se utiliza para conseguir pequeños avances que si uno piensa bien en ellos acaba viendo que son grandes logros como el que os voy a comentar ahora.

Julio Herrador Sánchez es investigador de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y se dedica a la prevención de lesiones y accidentes en el uso de medios y equipamientos deportivos.

Recientemente ha patentado un dispositivo antivuelco para aquellas instalaciones que más probabilidades tienen de caer al suelo y en consecuencia de hacer daño a cualquier persona, pero en especial a chavales jóvenes que suelen los que más contacto suelen tener con esas instalaciones como pueden ser las porterías de fútbol sala, canastas de baloncesto con contrapesos, postes de voleibol, etc.

Julio Herrador ha diseñado un dispositivo que permita anclar al suelo las instalaciones que más suelen ocasionar lesiones en caso de vuelco cuando éstas caen sobre un joven o en general sobre una persona.

Un sistema de fijación al suelo

Este dispositivo se ancla al equipamiento deportivo en cuestión, ya sea una portería, una canasta de baloncesto o un poste de voleibol. Es un sistema de fijación al suelo no permanente que permite cierta movilidad para desplazar el equipamiento.

El dispositivo antivuelco consta de dos ventosas que se adhieren al suelo mediante un sistema de barnizado que se le aplica al suelo y es capaz de soportar una presión de unos 50 kg. En la parte central del dispositivo se sitúa una abrazadera que se encarga de sujetar al equipamiento deportivo para minimizar las consecuencias de una posible caída.

Ventajas de este sistema

Además de prevenir lesiones por impacto, otra de las principales ventajas que ofrece el dispositivo antivuelco patentado es todo aquello relacionado con la movilidad.

En lugares como pistas deportivas o pabellones cubiertos, en ocasiones pueden surgir problemas a la hora de desplazar el material deportivo para dejar sitio a otras actividades físico-deportivas, espectáculos musicales o exhibiciones culturales”, señala el investigador.

Dispositivo antivuelco

Los beneficios de la propuesta apuntan a que, al tratarse de un sistema de anclaje que no es fijo, no requiere de la realización de obras (agujeros para postes telescópicos, atornillado) ni la utilización de contrapesos, ya sean de cemento o acero.

En esta línea, con la eliminación de los contrapesos no sólo se resta un elemento que dificulta la movilidad, sino que, a opinión de Herrador, “se quitan objetos contundentes, cercanos a las zonas de juego y que presentan, a veces, partes cortantes y oxidadas”.

Por otro lado, el autor de este dispositivo, en cuya creación también ha participado un diseñador gráfico, así como especialistas en materia de equipamiento deportivo, señala otras virtudes como la adaptabilidad, la funcionalidad, el bajo coste de los materiales o el fácil mantenimiento y conservación. “Se trata de un dispositivo muy fácil de manejar y muy polivalente, permitiendo la sujeción de la mayor parte del equipamiento deportivo que se encuentra en las instalaciones polideportivas, ya sean cubiertas o no”, apunta el investigador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *