‘Inside Job’ y las causas de la crisis económica

Inside Job

La crisis económica ha hecho surgir toda una serie de películas que intentan explicar las causas y poner luz a aquellas situaciones o hechos que desde algunos estamentos del poder se quieren esconder o disimular. El ejemplo más paradigmático es el de Inside job, un documental sobre la crisis financiera del 2008 que, en palabras de su director Charles Ferguson, intenta explicar la “sistemática corrupción de los Estados Unidos por la industria financiera y las consecuencias de esta corrupción”.

El documental presenta una serie de investigaciones y entrevistas realizadas con financieros, políticos, periodistas y académicos. A través de estos testigos, Inside Job busca como explicar las causas de la crisis económica que estalló al 2008.
Por eso, arranca con una introducción de la crisis financiera que afectó en Islandia aquel mismo año, para después profundizar en la crisis de las hipotecas subprime que dio pie al crac de la economía americana. La película explica de forma clara y detallada como funcionó el sistema de calificación que se usó para asegurar falsamente que las hipotecas subprime eran inversiones seguras.

Con un espíritu muy crítico, Inside job denuncia la opacidad y los intereses ocultos del sector financiero, así como la vinculación de las grandes entidades bancarias con actividades oscuras o directamente ilegales, como por ejemplo el tráfico de armas o drogas. Otro de los temas que repasa el documental es los elevados sueldos de la industria financiera, y cómo, incluso en el momento en que los bancos quebraban, sus directivos seguían cobrando sueldos millonarios.

Resultan especialmente interesantes los vínculos que el documental establece entre la industria financiera y los líderes políticos –en especial, con las administraciones de Ronald Reagan y George Bush, relaciones que favorecieron la desregularización del sector financiero hasta hacer posible el mercado de productos derivados que dio pie a la crisis. En este sentido, explica el film, jugaron un papel importando algunos profesores universitarios, que después tendrían responsabilidades en el ámbito económico, como es el caso del economista de Harvard y antiguo director del Consejo de Asesores Económicos bajo la administración Reagan, Martin Feldstein, o el decano de la escuela de negocios de la Universidad de Columbia, Glenn Hubbard.

Finalmente la película presenta un diagnóstico de la situación actual, donde se observa con especial atención la tarea –insignificante, según la película– que se ha hecho durante la administración del actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *