¿Qué significa ser escort?

Ser escort consiste en ser una meretriz, una dama o caballero de la noche de alto standing (como las escorts en Madrid de www.elegancymodels.com/escorts-madrid/). Esta profesión es bastante conocida y, por parte de nuestra sociedad, bastante demacrada a través de concepciones basadas en prejuicios, tabúes y desinformación.

Se trata del alquiler del cuerpo, pero no podemos compararlo con la prostitución, pues se trataría de un equivalente bastante injusto. Ser escort significa alquilar el cuerpo pero también a alguien con ciertos aptitudes y conocimientos, es decir, deslumbra el físico pero también la mente.

En la capital podemos hallar diversidad de agencias que ofrecen servicios de escorts Madrid con tal de satisfacer la demanda de los usuarios. El trabajo de escort supone ofrecer servicios de alto standing, satisfaciendo los instintos sexuales de hombres y de mujeres.

Generalmente la profesión de escort se asocia a personas de lujo y celebridades que contratan estos servicios. Se trata de servicios glamorosos en el que el placer se degusta de forma más deliciosa.

La discreción y la elegancia son los ingredientes fundamentales en esta profesión. La presencia de las mujeres y los hombres que trabajan en esta profesión es atractiva pero sin destellar, es decir, a los que ejercen la prostitución se les ve venir, en cambio a los que trabajan como escorts no aparentan ser lo que son.

Los y las escorts ofrecen compañía, discreción, confidencialidad y una preparación cultural y social de alto nivel.

Estos profesionales están preparados para cualquier situación de alta posición, cumpliendo con las expectativas de los clientes y ofreciendo una satisfacción máxima en sus servicios.

Los clientes pagan por el placer, se trata de personas que no tienen preocupaciones económicas y por ello solicitan estos servicios tan atractivos.

Esta profesión no puede compararse con la prostitución, pues la prostitución generalmente se ejerce sin libertad y de forma forzada controlada por redes mafiosas que denigran a quienes ejercen el sexo. Los y las escorts, en cambio, trabajan con total libertad, se pueden negar a ciertas peticiones de los clientes y tienen un horario flexible. En algunos casos, la prostitución se ejerce como esclavitud a ciertas adicciones destruyendo poco a poco quien ejerce esta profesión al haber un descontrol en exceso. Los y las escorts trabajan por el placer, es un juego, un rol en el que la imaginación está al servicio de los clientes.

Las agencias de escorts, además, ofrecen a los clientes la persona más idónea para el cliente teniendo en cuenta sus gustos y necesidades. Hoy en día, encontramos un amplio abanico de agencias en todo el territorio español e internacional debido a la gran demanda de acompañantes de lujo. Un claro ejemplo que podemos vislumbrar todos es en los hombres de negocios, futbolistas o famosos de todo el mundo que se han visto con profesionales de este tipo.

La filosofía de la profesión de escorts se basa en la discreción, la sensualidad, la elegancia, el saber estar y, ante todo, el placer. El saber estar tanto pública como íntimamente es un reclamo cada vez más visible y es por ello que esta profesión está tan altamente valorada pues cumple con los requisitos y las exigencias más altas con tal de complacer a los clientes.

2 thoughts on “¿Qué significa ser escort?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *