Sobrepeso en niños entre 8 y 9 años

Uno de cada tres niños barceloneses de entre ocho y nuevo años tiene exceso de peso. En concreto, un 20,2% tiene sobrepeso y un 15,8% obesidad. Estas son los datos extraídos a través del control a 2.894 niños en el marco del Programa de Prevención de la Obesidad Infantil (POIBA) que busca implantar hábitos de alimentación saludable, un mínimo de media hora diaria de ejercicio físico y reducir a menos de dos horas el tiempo que dedican los niños a las pantallas (ordenador, consolas, televisión).

El estudio ha constado que, en estas edades, la obesidad es mayor entre los niños (18%) que entre las niñas (13%), así como también es más presente en entornos desfavorecidos (21%) que en entornos más favorecidos (13,2%). Además, comer en la escuela es un factor que “protege” de los problemas de peso. También funcionan como factores de protección que el hecho que el niño no coma solo y que no lo haga ante la televisión, puesto que estas conductas traen a comer más y de forma más desordenada, según ha destacado el doctor Carles Ariza, que coordina el proyecto.

Los resultados de menores con exceso de peso Barcelona ciudad son más positivos que al resto de Cataluña, donde de media hay un 25,5% de casos de sobrepeso y un 16,8/ de obesidad. Y también que al conjunto del Estado, con un 26,1% de sobrepeso y un 19,1% de obesidad.

El programa que ha puesto en marcha Barcelona ya se ha aplicado, en el curso 2014-15, a 1.793 escolares de 48 centros de la ciudad y, el próximo curso, llegará a 59 escuelas más. En total, pues, habrán tomado parte 4.000 niños y niñas de tercero y cuarto de primaria del total de 12.000 que hay en la ciudad.

One thought on “Sobrepeso en niños entre 8 y 9 años

  1. Buenas tardes,
    Creo que errores en este artículos, dais por sentado que la obesidad es causa de vida sedentaria y mala alimentación. Tengo una hija de nueve años que desde los dos años las hemos controlado con endocrinos y médicos controlando constantemente su peso, su alimentación esta muy controlada y su actividad de ejercicio ha sido elevada llegando a hacer cuatro días a la semana deporte, natación y ateos. La última revisión su pediatra ha tirado la toalla, y nos ha dicho que la medicina tradicional no puede hacer nada por nosotros que busquemos alternativas fuera de esta.
    También hay que tener cuidado con los comedores escolares pues ofrecen repetir a los niños y esto causa problemas serios y conflictos con la administración de los colegios para que cumplan con el deber y normativa.
    A ver si alguien tiene alguna solución y puede comentar.
    Gracias y un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *