Consejos para evitar problemas cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares suelen encontrar entre las principales causas de muerte alrededor del mundo, asimismo, suelen suponer una gran causa de discapacidad.

Ahora bien, hay que señalar que hay numerosos componentes que podrían llegar a incrementar el riesgo de sufrir alguna patología cardiaca, las cuales suelen denominarse como “factores de riesgo”.

En este sentido, cabe decir que aunque es imposible controlar algunos factores de riesgo, existen muchos otros, los cuales sí pueden ser controlados, por lo que conocerlos y tomar en cuenta ciertos consejos, podría ayudar a evitar el riesgo de problemas cardiovasculares.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo?

Dentro de los principales factores de riesgo por lo que se podría llegar a padecer alguna enfermedad cardiovascular, destacan los siguientes:

Edad

El riesgo de padecer problemas cardiovasculares incrementa con el paso de los años.

En este sentido, tanto los hombres a partir de 45 años como las  mujeres con más 55 años, presentan un mayor riesgo de presentar enfermedades del corazón.

Sexo

Ciertos factores de riesgo suelen afectar de forma distinta a los hombres y las mujeres por ejemplo, se considera que el estrógeno ofrece cierto nivel de protección a las mujeres frente a las patologías cardiacas.

Sin embargo, la diabetes aumenta considerablemente en las mujeres el riesgo de problemas del corazón, en comparación con los hombres.

Ingesta excesiva de sal

Un excesivo consumo de sal podría llegar a suponer un riesgo de enfermedades cardiovasculares, debido a que promueve un incremento en la presión arterial.

Raza o etnia

Algunos grupos étnicos cuentan con mayor riesgo de presentar enfermedades cardiacas en comparación con otros. De este modo, los afroamericanos tienden a ser más propensos a desarrollar problemas cardiovasculares que las personas blancas.

Por su parte, los hispanos resultan incluso menos propensos a presentarlos.

Historia familiar

Las personas que cuentan con algún familiar cercano que padeciera una patología, tienen mayor probabilidad de desarrollar problemas cardiacos a una edad temprana.

Recomendaciones para prevenir los problemas del corazón

A pesar de los factores de riesgo, existen diversos consejos que es posible seguir con el fin de evitar las probabilidades de desarrollar problemas cardiovasculares, como por ejemplo, las recomendaciones mencionadas a continuación::

Controlar la presión arterial

La hipertensión supone un factor de riesgo de gran importancia en el desarrollo de problemas cardiacos, por lo que resulta aconsejable revisar la presión arterial de forma periódica, por lo menos anualmente, al llegar a la etapa adulta, y en caso de padecer presión arterial alta, se deberá hacer con más frecuencia.

dolor en el pecho corazon

Mantener controlados tanto el colesterol como los triglicéridos

Los niveles elevados de colesterol podrían obstruir las arterias e incrementar el riesgo tanto de padecer enfermedad coronaria como de ataques cardiacos.

En este sentido, los cambios no solo en el estilo de vida, sino también en los medicamentos, en caso de ser precisos, son recomendable debido a que permiten controlar colesterol.

Asimismo, los triglicéridos suponen otra clase de grasa en la sangre, que al alcanzar elevados niveles podrían causar un incremento en el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares, sobre todo en el caso de las mujeres.

Mantener un peso saludable

Tanto la obesidad como el sobrepeso incrementa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, lo cual se debe a que ambos se encuentran asociados a otros factores de riesgo presentes en las patologías cardiacas, incluyendo altos niveles de triglicéridos y colesterol, diabetes e hipertensión.

De modo que es recomendable mantener el peso controlado para disminuir dichos riesgos.

Dieta saludable

Una buena alimentación resulta esencial para poder mantener tanto el cuerpo como la mente saludable en cada uno de los aspectos posibles; razón por la cual tener una dieta equilibrada es muy aconsejable para lograr disminuir el riesgo de presentar problemas cardiacos.

En este sentido, limitar el consumo de grasas saturadas, al igual que de alimentos con un alto contenido de sodio y/o de azúcares agregados; apostando siempre por la ingesta de granos enteros, verduras y frutas frescas.

Ejercitarse frecuentemente

Realizar ejercicios ofrece numerosos beneficios para la salud, e incluso ayuda a prevenir problemas cardiovasculares, ya que además de fortalecer el corazón, también ayuda a mejorar la circulación.

Asimismo, es de gran ayuda para tener un peso saludable e incluso, para reducir la presión arterial y los niveles de colesterol. En consecuencia, el ejercitarse frecuentemente sirve también para disminuir los riesgos de patologías cardiacas.

Reducir, eliminar y/o evitar los vicios

El consumo tanto de alcohol como de tabaco podrían llegar a aumentar la presión arterial, causando un incremento en el riesgo de padecer un ataque cardíaco.

De igual manera, estos hábitos tienen una influencia negativa sobre la salud bucal, algo que podría terminar dando lugar a la aparición de otras enfermedades.

En cualquier caso, es muy recomendable evitar/reducir o eliminar completamente este tipo de vicios.

Controlar el estrés

El estrés supone un gran enemigo para la salud, razón por la cual es recomendable intentar disfrutar tanto como sea posible de la vida y, al mismo tiempo, tratar de asumir cualquier responsabilidad de forma tranquila y calmada. En este sentido, se aconseja llevar a cabo actividades que ayuden a reducir el estrés al permitir ofrecer distracción y placer a la mente; por ejemplo, realizar deportes, bailar, practicar yoga, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *