¿Qué pasa cuando un heredero no quiere vender?

Gran parte de la población a nivel mundial pensará que ser un heredero es lo mejor que les puede pasar en la vida. No hay nada más alejado de la realidad que esto. Dependiendo de las condiciones, situación económica de la persona que ha dejado la herencia, la cantidad de herederos y demás factores, esto puede ser un problema financiero y social más grave de lo que se cree.

Si necesitas un especialista en herencias y sucesiones en la ciudad de Barcelona, desde 1001medios te recomendamos sin lugar a dudas a un gran bufet de abogados de Herencias en Barcelona Hortet Abogados, quienes tienen una larga experiencia en este ámbito.

¿Qué es lo que puede pasar cuando un heredero no quiere vender?

Lo cierto es que esto es algo que depende mucho del tipo de gobierno y junto con ello, las leyes que tienen que ser cumplidas en función del tema de herederos. Y es aquí donde parte la premisa que acabas de leer en el título.

Sucede muy a menudo que una persona con posesiones terrenales (inmuebles, activos y demás) no deja solo a uno, sino a varios herederos de un mismo inmueble. Un ejemplo típico es que la persona fallecida tuvo una casa y en lugar de dejársela a uno de sus hijos, decidió que todos sus hijos fuesen propietarios de ella.

Es lo correcto a fin de evitar tener que caer en problemas causados por favoritismo y demás. Sin embargo, esto no siempre termina de la mejor manera.

Sucede que cuando un bien como una casa es dejada como herencia a varias personas, lo normal es que esta sea vendida y el dinero repartido en partes iguales.

Y así como pasa con una casa, puede pasar con cualquier cosa que haya sido dejada como herencia compartida con alguien más. La forma más práctica es que sea puesta en subasta pública y se reparta el dinero en partes iguales. Pero para lograr tal cosa, tiene que haber un consenso y una decisión unánime en todas las partes.

Y es aquí donde comienzan los problemas lugares, pero más que todos los sociales, pues no siempre termina de la mejor manera. Aun así, te diremos qué pasa en una situación como este si es que te ves implicado en una de ellas.

Solución típica al vender una herencia compartida

  • Sabrás que antes de proceder con acciones legales, puedes intentar persuadir a aquel heredero o heredera que no quiere vender la propiedad o se niega a poner de su parte para lograrlo.
  • En caso que la persuasión no funciones y si tienes el poder económico a tu disposición, puedes intentar comprarle la parte que le toca a esa persona, cuyo valor irá en función de lo que vale la propiedad y será mayor para así tener más oportunidades de conseguir lo que buscas.
  • Por ejemplo, si se trata de un apartamento y los herederos son tres hermanos y uno de ellos no quiere vender, los dos hermanos que si quieren pueden intentar comprar la parte que le toca al tercer hermano y luego vender.
  • Claro que esto es algo que difícilmente se logra en la mayoría de las veces. Y si la compra no funciona, existe la opción de cambiar la parte de esa persona por algo de igual valor.
  • Ahora bien, suponiendo el caso que uno de los herederos sea reacio al querer vender una propiedad o bien, y tu si quieres porque necesitas el dinero, entonces la solución típica y la que más se suele ver es que dicha propiedad o bien pasa a una subasta pública. Aunque esto es algo que no es recomendable para nadie.
  • La razón por la que este proceso de venta judicial no es recomendable, se debe a que hay que pagar cierta cantidad por el proceso en sí. Por eso, si se tiene previsto obtener 200 mil euros por una vivienda y es puesta en subasta, que sepas que este valor va a disminuir considerablemente.
  • En primer lugar, va a disminuir por el simple hecho de estar en subasta y en segundo lugar porque hay que pagar algo así tipo honorarios por el servicio que te está brindando la ayuda para proceder con la venta de manera legal y judicial.
  • Y esto no es todo, aquí también están implicados abogados, procuradores y también está incluido un perito judicial, el cual será nombrado por el Juzgado que se encargará de llevar el caso de venta.
  • Es más, lo común es que por la sola presencia de perito judicial, quien es la persona que se encarga de tasar la vivienda a vender, se obtenga muchísimo menos de lo que se tenía previsto y esto genera aún más problemas entre los herederos.

¿Qué hacer en casos de desacuerdo entre herederos?

  • Hay muchas soluciones a las que puedes optar antes de tener que recurrir a una subasta judicial.
  • Suponiendo que tengas el dinero necesario, puedes proponer quedarte con la vivienda o el inmueble en cuestión y pagar una suma de dinero acordado cada mes hasta que se haya saldado la deuda.
  • También puedes esperar a que uno de los herederos quiera dejar de ser copropietario y decida vender su parte a otro comprador.
  • Aunque no deberías hacerte muchas ilusiones con ello, pues es algo que es muy difícil que suceda. Aun cuando la vivienda o inmueble se encuentra en muy buenas condiciones.
  • Si no te funciona nada de esto, entonces tendrás que acudir a un Tribunal y solicitar que se emplee una acción de división.
  • Esto hará que se emplee una resolución judicial el cual decretará la venta del inmueble por medio de una subasta pública, como ya te lo habíamos comentado.
  • Y si no sabes qué hacer en una situación como esta, te recomendamos que acudas al servicio de un abogado especializado en este tema.

Así te podrás asesorarte mejor y sabrás cuáles son las alternativas que están a tu disposición y a disposición del resto de los herederos que quieren lo mismo que tú.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *